20070518

Donde Armandís de Mina habla sobre sus cosas pero no se apena ni incurre en alabos absurdos, lo cual equilibra al texto y es siempre preferible

No siempre me resulta grato hablar de mí, aunque es el tema que más domino. Por eso no abundo en mi perfil (del blog), de manera general diría que soy más bien reservado; a pesar de ello, no hallo problema alguno en compartir lo que escribo. Una vez me vi forzado a escribir sobre mí si quería que mis cuentos se publicaran en una antología, en la cual comparto espacio con queridos amigos.

No recordaba que existiera este texto, hasta que hace pocos días, mientras buscaba mi currículum, lo hallé. Como no lo escribí en primera persona y no pensé en él como un currículum de bastón y levita, me resulta fácil compartirlo con los tres lectores que, quiero pensar, siguen visitando este blog:

Currículo del tal Armandís de Mina

José Armando Preciado Vargas nació el 17 de abril de 1979 por cesárea, este hecho lo marcó indiscutiblemente, pero marcó más a su madre. No sabía hablar, aprendió hasta los tres años. Su abuela relata que sí sabía, sólo que no quería. Su abuelo lo sentaba en el borde de la mesa y le introducía sus llaves en la boca mientras conjuraba “destraba tu lengua”. Armando argumenta que quería hablar hasta que dominara correctamente la lengua, así que esperó hasta el día que un caudal brotó de su boca; como sea, esto no es comprobable.

No sabía leer ni escribir, pero aprendió en más o menos una semana a la edad de cuatro años, desde entonces no ha dejado de leer todo lo que en su camino se cruza, aunque esto a veces ha resultado contraproducente, según comenta.

Del kindergarten pocos recuerdos conserva, al menos eso dice. De la primaria cuenta que transcurrió sin sobresaltos y novedades. En la secundaria conoció a algunos de sus mejores amigos y adquirió el gusto por la literatura, también empezó en esto de la escribida. En el bachillerato supo –después de abandonar farmacéutica industrial– que la literatura era lo suyo.

Se incorporó al Café Literario en medio de abucheos y chiflidos, luego se encariñaron con él y viceversa, incluso fue coordinador.

Durante este periodo publicó en los suplementos Ómnibu
s del diario La Opinión y Tribuna de papel del diario El Liberal del Sur. También tuvo un taller de literatura en la misma escuela donde estudió primaria y secundaria, a saber: Escuela Maestro Justo Sierra. Es egresado de la licenciatura de Lengua y Literatura Hispánicas de la Universidad Veracruzana, en Xalapa, desde donde colaboró con el suplemento Lettera de Sotavento Diario.

Actualmente es corrector de estilo (a él le gusta decir "correptor destilo", después celebra su ocurrencia con una risa tonta) en la Secretaría de Educación de Veracruz. Ha participado en mesas redondas, conferencias yDon Armandís, en su primer conferencia/casorio recitales en diversos espacios y ha incursionado en los géneros de cuento, poesía y ensayo, ha sido jurado (sin mayores atribuciones que leer algo más o menos bueno de vez en cuando y nunca en domingo) en algunos cuentos de poesía y cuento; menciona que escribir currículos nunca se le ha dado, tal vez por modestia (falsa, si me preguntan), tal vez por no tener mucho que decir de sí mismo.

7 comentarios:

Don Polo dijo...

¡Qué pachó mi Armandís!
Ya era hora que regresaras a las andanzas.
Tu currículo muy a la Allen está bueno, no sabía que habías nacido por cesárea...
Lo que más me sorprendió del post fue la foto, ¿por qué no le pones pie? Sólo levantas más sospechas, ¿era esa la intención? Parece que esa foto te la tomarán dentro de 5 años en tu boda jaja, ¡no me digas que eres divorciado! No sabía. Siempre sorprendiendo, bien, bien...

Don Polo dijo...

jaja no, no, más bien pareces actor de fotonovela

Anónimo dijo...

sí está chido el currículum (dice don polo que si se lo pasas).

lo que yo no sabía es que ya habías sido casado.

y ya te habías tardao pa este post, ya hasta los bitles se reagruparon.

Armandís de Mina dijo...

Don Polo: Sí hay pie, sólo deja el cursor un momento sobre la imagen.

Verita: No hubo tal, es un recorte, sin fotochop ni nada de esas cosas modernas, un simple recorte con tijeras.

Anónimo dijo...

jajajaja te engañó el anónimo anterior!!!
Yo suelo dejar mi apellido pa'no causar ambigüedad (diría monse)

pero también me quedé pensando: será ??

anda, ayudame a hacer mi curriculum!

besitos!!

DeLlira

Anónimo dijo...

aahhhh chico de mina! porqué me haces escribir esas letras para dejarte un mensaje?

siempre debo hacerlo como tres veces porque me equivoco en el orden. chale...pero es que tenía que decirte que la foto está bien chida!!

DeLlira

Paco Morales Hoil dijo...

Me cago... Mi comprobación de palabra es yahvé. Bueno, no, es yalrcve, pero yo había leído yahvé.


Ya había dejado de leer tu deste. Qué bueno que hayas postiao.

¿Quiénes son el flaquito y el copetudo que se besan?

Asumo que el anónimo alburero es el Ernesto.

Síguele dando a tu correpción destilas.

Salús.

(Que ya sean las seis...)